Blogia
Poeta Colombiana - Eugenia Sánchez- Nieto

Lo Inasible - Eugenia SánchezNieto - Prólogo de Fernando Denis

Lo Inasible - Eugenia SánchezNieto - Prólogo de Fernando Denis

 

"Lo Inasible" de Eugenia Sánchez Nieto.  En este libro se encuentran la mayor parte de  poemas que hasta el momento he escrito y publicado a lo largo de 40 años, (reunión de poemas 1977-2017) el libro hace parte de la bella colección que dirige el poeta, Fernando Denis y la generosidad de Gustavo Ibañez y su editorial Uniediciones...lo pueden adquirir en la librería Ibañez calle 12B No. 7-12 y en la Fundación Casa De Poesía Silva. Calle 12C 3-41. 

 

                                            

 

                                                PRÓLOGO

 

Otra vez la poesía nos invade, nos acecha con sus milagros, y en sus palabras caben todos los asombros destinados a nuestra vida, a nuestra soledad insalvable. Las palabras son nuestros talismanes. Símbolo, asombro, sueño, soledad, noche, y una incandescente magia que conmueve nuestra forma de observar el mundo.

Eugenia Sánchez Nieto observa el cadencioso sueño que la ampara cuando escribe, el sueño de una sílaba que ha recorrido los laberintos del lenguaje, la flama inmensa que devora las orillas del tiempo cada vez que la nombra. Escribe mientras su sueño recorre todas las cosas, cuando gravita la levedad de la sílaba sobre los objetos. En cada pausa, las palabras parpadean. Es su manera de interrogar el mundo.

de un árbol rosado se esculpe tu forma

nada será igual

el sonido de un violín apacigua la noche.

 

Otra vez llega la noche y con ella su lóbrega maravilla, su perfecta relojería de sombra, su maquinaría celeste, trae los grandes e incesantes misterios del hombre, pero también sus palabras. Eugenia Sánchez Nieto sobrevive a esas palabras y a su asombrosa ironía, en precario equilibro sobre muchos abismos reales e imaginarios escribe con buen pulso el sarcasmo implacable, también su testamento de hechicera y peregrina, entrelaza recuerdos perdidos en la niebla de los años con nítidos fragmentos de su museo imaginario que caen como trozos de vidrios sobre la losa pulida de un viejo caserón en penumbras.  Escribe y se nota en su tono el peso de la escritura, como si dejara reposar en ella todo su cuerpo, su femenino trasegar por todas partes. Espera el invierno, sus cuarzos, espera la reflexión del agua para embriagar sus sentidos y darles otro significado a sus párrafos, quiere resaltar con lápiz rojo el intrincado brillo blanco de los hexámetros de la lluvia, la sed escarlata del amor que todo lo puede, aprieta los párpados y retiene en ellos la belleza sin par de una infancia y sus paraísos personales. En ella llueve como llueve en un bosque sembrado de hayas, busca en la espesura la huella de una metáfora que justifique su estancia en el mundo, que la salve de sí misma, de sus defectos personales, que logre cristalizar sus deseos. Busca palabras sembradas por sus mayores en la hondura de la noche. Como Silvia Plath, como Alejandra Pizarnik, Eugenia Sánchez Nieto socava los instantes, los estruja, les arranca silencios desgarradores de su pasado para dar de comer a sus fantasmas. Ha renunciado a casi todo, menos a esa doble que la acompaña, su palabra: escribe por pasión, pero también lo hace como si quisiera pagar una antigua deuda, se afana por entregar las sílabas que son a la hora que el destino lo impone. Su verso es metálico, como las monedas, y en su poesía está el sacrificio y la esperanza, la sed de gobernar el reino de la escritura, de poseer sus reliquias. Escribe para el sueño, para construir una realidad paralela que cure todas sus heridas. “Para mí la poesía es un constructo hecho de sueño y realidad-glosa en alguna margen de su vida-; escribo impulsada por fuerzas e intenciones conscientes e inconscientes, mediante este imaginario procuro derrotar la desesperanza, el desánimo; me aferro a la poesía porque creo que a través de ella el mundo se humaniza. Siempre resulta muy gratificante la poesía, tengo cierta mirada romántica y le apuesto a las causas perdidas”.

      Lo Inasible es un libro cadencioso, hecho de pesados metales, de enormes abismos, de infranqueables yermos que callan incertidumbres, colmado de un pasado implacable que trata de acomodar en su mano cóncava para abrir algunas puertas, para cerrar las otras. Aquí están casi todos los poemas escritos por Eugenia Sánchez Nieto hasta ahora, en que aún la sobrevive el verbo alado y el asombro.

 

 

 

                                                       Fernando Denis                                                                                                      Poeta Colombiano

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres