Blogia
Poeta Colombiana - Eugenia Sánchez- Nieto

¿A Cómo están los Premios Literarios En Colombia? - Cuestionario - Centro de Estudios Poéticos Enrique Lihn

¿A Cómo están los Premios Literarios En Colombia? - Cuestionario - Centro de Estudios Poéticos Enrique Lihn

 

Invito leer este cuestionario  que me envió el Centro de Estudios poéticos Enrique Lihn el pasado mes de noviembre del 2017...   la Chilena Aurora Villalba Lihn 


CENTRO DE ESTUDIOS POETICOS ENRIQUE LIHN / SANTIAGO DE CHILE 

CUESTIONARIO A LA POETA COLOMBIANA EUGENIA SANCHEZNIETO


Muy querida Eugenia, recibe mi saludo, en nuestro especial: ¿A cómo están los premios literarios en Colombia?, queremos contar con vos, aquí está el cuestionario, como ya lo habíamos conversado, espero pronto tus respuestas, es para el nuevo número de la revista ENTRE VISTA, publicación literaria chilena. Aurora Villalba Lihn y Marcela Arango.


1- ¿Para qué la poesía en tiempos de feminicidio?


Como una forma de resistencia espiritual, un gran muro de protección donde quepan y abrasemos a todas las mujeres violentadas; para poner de presente la mirada femenina, su lenguaje, frente a su cotidiano tanto interior como exterior; para desentrañar las relaciones de dominio que se dan en todos los campos con respecto a la mujer; develar una cultura dominante que le ha impuesto a la mujer una cierta sumisión, y ella misma se encarga de sojuzgar a otras mujeres si se salen del redil; para mostrar lo feo de las múltiples violencias con el ánimo de que no continúen; una manera de nombrar asuntos y reivindicar la palabra escrita para humanizarnos. Posiblemente también, para que nos odien más, a este país le faltan por lo menos 100 años para llegar a su mayoría de edad, o mejor a una buena educación, donde la diferencia no se elimine con el silencio o la exclusión en el caso de la mujer escritora y/o en el caso de las múltiples venganzas del hombre hacía la mujer a bala, puñal o golpes. Tengo especial predilección por aquella poesía que busca develar, revelar, inquietar, proponer; que le interesa el reverso, no soy amiga de aquella poesía escrita con guantes, blanca, light, que no dice nada, o pretende solo divertir, o el goce único por la palabra. Considero la escritura como un puesto libertario, desde allí manifestamos nuestros deseos, nuestras búsquedas, nuestra rabia, nuestro amor. La poesía siempre resultará gratificante frente a un medio que cada vez más le da la espalda…


2- ¿La derrota de la imaginación es la muerte o el miedo?


La imaginación es nuestra tabla de salvación, se escribe respondiendo consciente o inconscientemente a una atmósfera intelectual y artística del momento, al “espíritu de una época”, a sus tendencias, a los gustos o al rechazo de esas tendencias y de esos gustos. También se escribe imbuido por una realidad que te afecta, te emociona, agobia, etc. La época es la que produce actitudes y tendencias que un escritor es capaz de asimilar y develar. Un poeta con una gran información y vasta experiencia, seguramente producirá poemas que intentaran desentrañar una realidad cada vez más banalizada y a favor de intereses económicos y políticos. No creo que la obra de un escritor sea únicamente el producto de fuerzas interiores o del azar. No quiero decir con esto, que la realidad social sea el único alimento para un escritor. La imaginación y el sueño son fuerzas de vital importancia en el proceso creativo. Debemos rescatar el pensamiento oculto de los sueños, sus pliegues misteriosos que ocultan parajes de una realidad subyacente. Pues es el sueño parte fundamental de la vida del hombre, parte que vive a oscuras, durmiendo, soñando. El poema es producto de esas dos realidades que vive el hombre; la realidad del sueño y la vigilia; de la consciencia y la inconsciencia. en toda sociedad funciona un sistema de prohibiciones y de autorizaciones; lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer; lo que se puede decir y lo que no se puede decir. Hay prohibiciones implícitas, que se obedecen automáticamente y sin reflexionar; estas prohibiciones o autorizaciones han influido en los escritores a través de sus lectores; y la poesía tendencialmente ha sufrido la indiferencia y la impopularidad y no es improbable que esto sea el resultado de una censura implícita de la sociedad capitalista y progresista. Con frecuencia la cultura dominante impone sus gustos, lo que es “bueno” para un grupo de intelectuales que formen parte del poder cultural, aquellos que se salen de este círculo, de alguna manera son discriminados a través del silencio, de la indiferencia. Si el proceso creativo no se da, si estamos bloqueados por múltiples circunstancias, si el miedo nos toma por asalto y nos invade plenamente, - que es lo que quisiera este mundo del negocio y el dinero - estaríamos en trance al aniquilamiento. La imaginación es la que nos salva, la poesía fundamentalmente contribuye al sueño liberatorio del hombre, gracias a ella la angustia, la desesperación, la falta de esperanza se van convirtiendo, fundamentalmente en "optimismo" frente al futuro. Paradoja de la poesía que señalando la miseria humana espera un mejor futuro.


3. ¿Qué podría hacer un intelectual puro en Colombia, después del proceso de Paz?


Si te refieres a “intelectual puro” aquel que ha estado alejado de la realidad, la miseria, la inequidad social; y la guerra, la ha mirado con mucha distancia y displicencia, porque ha estado concentrado solo en sus lecturas y su escritura, pues seguramente seguirá en lo mismo, mirando con cierta conmiseración todos estos avatares que no son enteramente de su interés pues primordialmente impera su escritura y sus deseos de reconocimiento. Esto es respetable, pues para muchos el oficio primordial de un escritor es escribir, y dejar su rastro en su pequeño mundo. Para aquel intelectual que ha sufrido no solo por la violencia sino por las diversas circunstancias de la vida, que ha sido hasta cierto punto confinado por la pobreza y etc, posiblemente el hecho de que no haya guerra y desaparezcan de una vez por todas las bandas, cuadrillas, grupos, ejércitos dedicados al negocio de la muerte en todas sus expresiones (tortura, desaparición, crimen, venganza, etc), le resultará un gran alivio, pues estaremos entrando en una fase más inteligente de la vida, y todo este estado brindará más "felicidad" y seguramente muchos intelectuales querrán formar parte de esta experiencia y dejar huella a través de talleres de creación u otras formas, con diversos actores de la guerra y dejar amplios testimonios y memoria para las generaciones futuras, y será muy importante que muchos de estos actores de la guerra, produzcan su propia literatura sobre esta imborrable y asquerosa experiencia. Seguramente en un periodo largo se producirá muchos escritos sobre el tema de la guerra y todo lo que ello atañe; tiempos de penuria física y espiritual, de tiempos de barbarie; posiblemente enriquecerá a nuestro mismo país y a otros que atraviesen experiencias semejantes, siempre será positivo dejar la guerra y dedicarse a la política, la creación, el trabajo, etc. Toda esta escritura será el resultado de un colectivo espiritual de una ciudad, un país, a través de esta creación literaria, podremos descifrar cómo es el mundo cultural, su época, sus pasiones, sus odios, su rabia, el grado de violencia, su capacidad de perdón, de transgresión. A través de la palabra podemos auscultar el grado de salud o enfermedad de un país.


4- ¿Cuál es para vos Eugenia, el poeta colombiano de tu generación que más lees y por qué?


Si es mi generación del siglo XX, el poeta que más me conmueve y emociona es Álvaro Mutis, lo he leído ampliamente en su poesía y prosa poética, él nos revele lo que ya hemos visto sin detenernos, nos hace sentir y recapacitar, su poesía está cargada de significados y con múltiples sentidos, no es una poesía leve, su forma de decir es inteligente, su capacidad de embellecer de engrandecer o exaltar, de señalar la desesperanza, la caída, la pérdida de algo, su talento para revelar aspectos misteriosos o simples sucesos, hechos terribles o desquiciadas atmósferas…. En su poesía existe la anhelada búsqueda de “unidad” entre imagen, sentido y cierta expresión musical. Mutis es alguien que con su escritura abre las puertas a la ensoñación del lector, propicia e incita a escribir, existe un puente vital, cuando leemos a Mutis él está vivo, y nos transmite su sabia. Su palabra es sincera, nace de su “esencia”, no hay impostura… “Cala tu miseria, /sondéala, conoce sus más escondidas cavernas. / Aceita los engranajes de tu miseria, /ponla en tu camino, ábrete paso con ella/ y en cada puerta golpea/ con los blancos cartílagos de tu miseria. /Compárala con la de otras gentes/y mide bien el asombro de sus diferencias, /la singular agudeza de sus bordes. / Ampárate en los suaves ángulos de tu miseria.”


5- ¿A qué hombre de la historia de la cultura universal le darías tu corazón?


Admiro muchos grandes personajes de la cultura universal, en literatura admiro a Silvia Plath, Trackl, Rimbaud, Álvaro Mutis, Cortázar, Sábato, Borges, Cesar Vallejo, José Asunción Silva, Vargas Llosa, Juan Sánchez Peláez, Rubén Fonseca y un gran etcétera. Pero mi corazón está con aquellos líderes que apuestan su vida por una mejor sociedad sin esperar nada a cambio, casi sin nombre, olvidados, menospreciados, burlados…y son muchos los muertos y siguen asesinando a los mejores, ellos hacen parte de una sociedad que buscan una mejor vida y cultura…


6- ¿Vos te sentís excluida por no ser parte de la delegación colombiana que estará en los actos del año FRANCIA-COLOMBIA?


A última hora vengo a enterarme de este asunto, la verdad poco me interesa, aunque reconozco que sería genial volver a Paris invitada. Reconozco y apoyo todo lo que han dicho estas escritoras que manifestaron su inconformidad, la exclusión sigue siendo de grandes proporciones, y aunque este tema en los últimos treinta años, en algo ha cambiado a favor de la escritura de mujer, sigue existiendo una gran discriminación tanto de género, raza, estrato social. Lo más paradójico es que las mismas mujeres cuando tienen un cierto poder se encargan de silenciar a ciertas escritoras que seguramente les hacen competencia, hay demasiada mezquindad y poca ética. Todas estas invitaciones tienen que ver con relaciones de poder, amistad, prestigio, intereses (que te doy que me das). Esto como en todo tiene que ver con las influencias tanto políticas como económicas, las pequeñas filias, conozco interesantes escritoras que se han olvidado casi que por completo por su condición de pobreza y marginalidad. Mientras que escritoras que apenas se inician con menos de 30 años empiezan a figurar y ser invitadas todo porque sus padres o ellas mismas tienen cierto poder económico y/o político o amigos sobresalientes en el mundo de la cultura. Seguramente estas jóvenes son buenas y merecen este reconocimiento, pero la competencia es injusta y poco transparente.
Siempre han existido escritores/ras que se han preocupado por el reconocimiento y la figuración y han hecho de su vida una batalla alrededor de esto, y están en todo su derecho de procurar mayor exposición, publicación de libros, invitaciones a los sitios más recónditos, premios inimaginables, traducciones en las lenguas más olvidadas, etc. Todo este asunto de la figuración no ha sido mi búsqueda, nunca he hecho amistades para este fin; no puedo sentirme excluida de algo en lo cual no estaba al tanto ni era mi interés. Aunque debo decir que tuve la fortuna este año de ser incluida en dos antologías bilingües español- francés, “14 poetas Colombianas más Jattin” traducción y edición del escritor, Stéphane Chaumet y "Anthologie de la poésie colombienne du XXIe siècle", libro editado por L’Oreille du Loup, que estuvo bajo el cuidado de la poeta colombiana Myriam Montoya y lo cierto es que ninguno de los dos traductores son amigos personales ni los conocía. Afortunadamente tienen suficiente criterio porque de otra manera con la influencia de pesos pesados de la poesía nacional habría sido borrada de esas antologías.


7- ¿Existe una forma de burocracia para tener un puesto en cultura de Colombia?


En Colombia hacen convocatorias para ser empleado público tanto profesionales como técnicos, para un cargo compiten por lo menos 100 personas, entonces la competencia está desbordada, en algunos casos el que gana el cargo no es el mejor sino el que tiene mejores relaciones y palancas; para los cargos de jefaturas culturales todos tienen que ver con las relaciones de poder, economía y política; las amistades con sus jefes políticos, etc. Un profesional puede ser muy bueno, pero si viene de la Universidad Nacional, ya no será tanto…y privilegian aquellos que vienen con preferencia de los Andes y la Javeriana. En todos los ámbitos se discrimina, los que acceden a cierto poder, seguramente han tenido que ceder y aceptar muchos asuntos aún conscientes de que no está bien; muchos pierden sus escrúpulos por un empleo...


8- ¿La poesía tiene género?


La poesía es un constructo imaginario y como tal no tiene género, nos importa el resultado al margen de si fue escrito por un hombre o una mujer. Sin embargo, resulta interesante hacer el ejercicio de leer poemas sin conocer su autor, casi siempre podemos detectar si fue escrito por un hombre o una mujer; la sensibilidad y el decir de mujer se manifiesta diferente a los escritos del hombre, aunque haya una gran formación tanto del hombre como de la mujer su sensibilidad y su forma de acceder al mundo es diferente y eso se manifiesta en sus obras. También la época, la cultura, (si es una sociedad machista, si tiene demasiados prejuicios, si es violenta, corrupta), todo esto se manifiesta en la literatura y la poesía y podemos observar el grado de desarrollo de una región a través de los escritos de su comunidad y en todo ello podemos observar las diferencias entre los escritos de una mujer y un hombre. También existen poemas, cuentos o novelas en que es imposible precisar el género de su autor y en realidad descifrar esto enriquece la información sobre un escrito, pero no es estrictamente importante. Lo verdaderamente significativo es establecer un hilo entre el autor y el lector y lograr producir sentimientos, emociones, deseos, contribuir a la humanización…


9- ¿No te parece que hoy en Colombia, el tema de la noche y el culto a Alexandra Pizarnik, se ha convertido en una pandemia literaria?


Si existe un culto a Alejandra Pizarnik por parte de un grupo de jóvenes o adultas admiradoras de la obra de Pizarnik, no me he enterado, formalmente no existe, es posible que unas cuantas iniciadas en la lectura tengan interés en conocer la obra de Pizarnik, que considero una poeta visceral e interesante en su manera de abordar, la noche, el bosque, el viento, la infancia, los espejos, el jardín. Su desaliento y depresión ante la vida, permite ahondar en una escritura cargada de símbolos, fue alguien que, por su gran susceptibilidad y nerviosismo, veía la vida de manera muy oscura. Al contrario de creer que es algo en contra creo que vale la pena adentrarse en esta sensibilidad, y admirar el bosque violeta y la noche… “correr no sé dónde/ aquí o allá/ singulares recodos desnudos /basta correr!”


10- ¿Eugenia Sáncheznieto, a cómo están los premios literarios en Colombia?


Los premios literarios son una buena manera de la insistencia en la creación, de revisar, releer y corregir, motivan más a jóvenes que adultos a participar, siempre serán bienvenidos; se dice mucho que algunos de esos premios han sido amañados, o sea que desde antes se conoce cuál es el ganador, sin duda ha pasado, pero considero que todos los ganadores con influencias o no, tienen una poesía aceptable y decorosa, seguramente no a todos nos gusta determinada poesía, a mí por ejemplo no me gusta esa poesía limpia o blanca, escrita con guantes, dónde se busca la palabra justa, desinfectada. Y con mucha frecuencia esta es la poesía que es premiada, una poesía que dice muy poco, que es light. Casi siempre son 3 jurados, uno de ellos puede tener mayor influencia sobre los otros 2 y convencerlos de que su seleccionado es el mejor. Sucede con frecuencia que los mismos jurados premian un libro que no les va a competir a ellos. En eso hay cierta mezquindad, envidia, los jurados prefieren esa poesía aparentemente hermética pero que no dice nada, y ese tipo de poesía se olvida rápido, su “éxito” es momentáneo. O también hay jurados que premian al poeta que sin que sea malo, le representa una oportunidad a futuro, es el de “mayor peso” porque lleva mucho más tiempo dedicado a la escritura; frente a escritores bastante buenos, pero sin "peso real" y relativamente más jóvenes. ¿Frente a eso que se hace?, nada. Los concursos literarios son una suerte de azar, gana el mejor para 3 jurados a los que les gusta determinada poesía o premian al amigo que quieren favorecer; yo siento que eso no es regla. En este terreno creo que no hay tanta perversión. Sin duda a los escritores sólo les gusta su propio trabajo y todo lo de los demás es criticable y muy malo, nadie queda contento después de un premio literario, los escritores tienen por deporte reunirse a denigrar y burlarse del trabajo de los demás; es difícil la amistad en este terreno, pues no es, sino que se vaya el amigo de la mesa para empezar hablar mal del que se acaba de ir. El futuro dirá cuántos de esos premiados persistirán en su trabajo y más adelante su obra sea valorada…Los premios literarios muy ocasionalmente están a buen precio lo malo es no ganarse el premio…“Voz del exilio, voz de pozo cegado, /voz huérfana, gran voz que se levanta /como hierba furiosa o pezuña de bestia, / voz sorda del exilio, / hoy ha brotado como una espesa sangre /reclamando mansamente su lugar / en algún sitio del mundo.”

 

 

 

 

 

 

 

 


0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres